Los Vinos de la D.O.C. Orcia

01 sep 2014

En la zona italiana de la Toscana, más precisamente en los alrededores del Valle d’ Orcia, se producen algunos de los más grandes vinos Italianos con la clasificación de Denominación de Origen Controlada y Garantizada. Su geografía y sus cepas son algunas claves del éxito.

Publicado en la Revista Epicur Gourmet Club Edición Agosto 2014

Los vinos de Denominación de Origen Controlada Orcia, más conocidos como de D.O.C. Orcia, se elaboran en la famosa región Toscana, en el centro de Italia, dentro del Val d'Orcia (en español, Valle de Orcia), reconocida por la UNESCO como patrimonio mundial. Es una franja que se extiende a lo largo del rio homónimo, entre zonas en las que se producen grandes vinos italianos como los DOCG (la G se refiere a Garantizada) de Brunello di Montalcino y Vino Nobile di Montepulciano.

La clasificación D.O.C. Orcia fue establecida en el año 2000. En el pasado, más concretamente en 1995, ya se había logrado un reconocimiento parcial con la introducción de Indicazione Geografica Tipica (IGT Orcia).

La región, al tener una geografía muy variada, permite producir distintas personalidades de vinos bajo el sello D.O.C Orcia. De hecho, el territorio se destaca por tener colinas con diferentes orientaciones y marcada ondulación además de diversidad de elevaciones entre sus valles y regiones y un abanico de microclimas dentro de la zona de producción.

Así, los viñedos se sitúan a una elevación de entre los 250 y 600 metros sobre el nivel del mar, con todo tipo de suelos: hay desde zonas ricas en arcilla -tales como los de los municipios de Buonconvento y Torrita de Siena- que dan vinos con más potencia y carácter, hasta aquellos conformados por mezclas de suelos sueltos de arena y roca volcánica -como los de las municipalidades de San Giovanni d'Asso y Trequanda- que generan etiquetas elegantes y equilibrados.

Por si fuera poco, la proximidad al Monte Amiata (1740 msnm) crea una barrera de protección natural contra eventos climáticos de particular intensidad provenientes del este, mientras que la presencia de ríos ayuda a aliviar los tórridos veranos.

La principales áreas de producción se ubican entre las comunas de Castiglione d'Orcia, Pienza, Radicofani, San Giovanni d'Asso, San Quirico d'Orcia, Buonconvento y Trequanda. Esto crea un área de influencia que se extiende por más de 50 kilómetros de norte a sur y abarca parte de la comuna de Montalcino, donde nace el ya mencionado Brunello di Montalcino.

Vale decir, además, que los vinos D.O.C son elaborados a base de las cepas Sangiovese y Trebbiano. Particularmente los tintos están compuestos, por lo menos, por un 60% de #Sangiovese mientras que los blancos secos y los Vin Santo DOC poseen no menos de un 50% de #Trebbiano. En todos los casos, los blend se completan con otras antiguas variedades locales permitidas como ser Canaiolo, Colorino y Foglia Tonda.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que las uvas destinadas a la producción de botellas D.O.C. están limitadas a un máximo rendimiento por cosecha de 8 toneladas por hectárea. Asimismo, los vinos terminados deben tener un nivel de alcohol mínimo de un 10,5%. 

Una tierra dotada de calidad

Considerada como la campiña más hermosa en el mundo y como consecuencia ha sido reconocida como patrimonio mundial por la UNESCO, la primera zona rural a la que se concede este reconocimiento.

Las filas de cipreses en sus suaves y onduladas colinas con castillos, abadías, pueblos medievales y granjas, olivos centenarios y viñedos, y campos de cereales que alternan con pastizales, dominan el paisaje. A lo largo de la Val d'Orcia, el cultivo de la vid es una tradición de miles de años de antigüedad. Los estudios han demostrado Que fueron los etruscos que trajeron los primeros viñedos a la Toscana del Este.

La sociedad etrusca se basó en la subdivisión de las tierras y la comercialización de los productos agrícolas y no en la esclavitud. Los signos de esto todavía se pueden ver en la profunda conexión entre la gente y la tierra a lo largo del rio Orcia.

En el Perú podemos encontrar dos dignos representantes de esta tierra, que muestran la calidad de vinos que se producen en esta zona. 

Leone Rosso; un vino elaborado con 60% Sangiovese y 40% Merlot en Fattoria del Colle, una de las bodegas de Donatella Cinelli Colombini en Trequanda. Leone Rosso debe su nombre al escudo que perteneció a los antepasados de Donatella Cinelli Colombini, quien en 1592 construyeron Fattoria del Colle. El león rampante se representa en los portales y en los pasillos de la villa del siglo 16 y en la capilla de la bodega.

Cenerentola;  o Cenicienta en castellano, es un vino elaborado con 65% Sangiovese, 35% Foglia Tonda. Floglia Tonga, que significa hoja redonda; es una cepa que se muestra elegante y austera,  que en siglo pasado dejo de ser utilizada en la vinificación por casi cien años, y gracias a un proyecto de diez años de trabajo desarrollado por el equipo de Fattoria del Colle en Trequanda, ha logrado ser reinsertada a la viticultura y se muestra en un vino moderno de esta tierra Toscana. 

Sin duda, Italia es una nación con tanta historia vitivinícola que nunca dejará de sorprendernos y siempre deleitará los paladares más exigentes y ávidos de nuevas y gratas experiencias.

Encuentra estos vinos en www.ElClubdeCata.com