Portafolio

Palacio Quemado

Palacio Quemado

Palacio Quemado Single Estate Vineyards, nace de la mano de BODEGAS ALVEAR y la familia Losada Sierra a finales del siglo XX con el objetivo de elaborar vinos tintos de alta calidad. Bajo el amparo de la Denominación de Origen "Ribera del Guadiana" se encuentran más de 100 ha. de viñedo de las variedades tempranillo, garnacha, cabernet sauvignon, syrah y alguna variedad autóctona tradicional en fase de recuperación. Tierras que rezuman testimonios romanos, a tan solo 18 Km. de Mérida, en Alange. 

Horizontes de suaves lomas arcillosas, de clima caliente y crepúsculos infinitos. Viñedos situados a una altitud media de 520 m, con un clima continental con ligeros influjos de los vientos oceánicos. Esta es la nueva experiencia y el nuevo reto de la familia Alvear en Extremadura. Fundada en 1999, Palacio Quemado es una experiencia que persigue obtener vinos de calidad de un terruño excepcional, asociada a la experiencia centenaria de las bodegas Alvear. 

La bodega de crianza se encuentra situada en el centro de la viña, para optimizar el tratamiento de la uva en vendimia, cuenta con la maquinaria necesaria, más idónea existente en el mercado para todos los procesos de vendimia, vinificación, crianza y embotellado. El afinamiento de los vinos de parcela se lleva a cabo en fudres de 500 litros, principalmente de roble francés y una pequeña cantidad de roble americano, con la idea de mantener el carácter frutal, respetar al máximo el trabajo realizado en el viñedo y la singularidad de cada parcela. 

Desde 2010, acompañan en la asesoría técnica el grupo ENVINATE, Roberto Santana, Alfonso Torrente, Laura Ramos y Jose Angel Martínez, que comparten una filosofía muy clara sobre los vinos, volviendo al origen y defendiendo la naturaleza de cada terroir individualmente, para dar lugar a vinos singulares y únicos en esta finca. 

Todo el conocimiento en la crianza y elaboración de vinos puesto al servicio de un nuevo proyecto basado en la calidad, tradición y respeto por la tierra. Toda la historia de la familia puesta al servicio de cien hectáreas de excepcional viñedo. Todo su esfuerzo para conseguir elaborar dos vinos con características propias, marcadas por la materia prima y una crianza esmerada. 

Un reto que busca la sabia combinación del tiempo, la madera y una cuidada elaboración

 

Vinos