Portafolio

Canals & Munné

Canals & Munné

Las raíces de la calidad de Canals & Munné se encuentran en la tradición familiar transmitida generación tras generación desde, los orígenes, hace 5 generaciones, en la dedicación al cultivo de la viña, en la finca Can Canals, situada en la zona mediana de l`Alt Penedès, rodeada por un afluente del río Anoia y bosque de Ribera. Dedicación al cultivo de la viña en una zona privilegiada, para obtener las mejores uvas y dedicación a la elaboración en las bodegas para obtener los mejores vinos, siguiendo el modelo de los Chateau Franceses.

Canals & Munné es una empresa pequeña y familiar dedicada a la elaboración de vinos y cavas de clasificación Reserva y Gran Reserva desde 1915, cuando Josep Canals Capellades, bisabuelo del actual enólogo Òscar Canals, inició la actividad. El escudo de la casa simboliza los canales de agua que llevan cava y las torres, formando la unión de la marca, junto con las hojas y la uva de los viñedos.

El éxito de la calidad de los vinos elaborados hizo que el año 1915, se construyeran las primeras cavas para la elaboración de vinos según el método tradicional Champegnoise. Desde entonces, Canals i Munné elabora cavas haciendo prevalecer la calidad de las materias primas - solo utilizando mosto flor - y las producciones son limitadas y numeradas. Un completo y complejo proceso 100% artesano y la tecnología más moderna, con un respeto total por el medio ambiente, le permiten ofrecer en todo momento un producto único, sencillamente espectacular. Las variedades empleadas son, tanto las locales Macabeo, Xarello and Parellada, como Pinot Noir y Chardonnay. Todos los cavas C&M están clasificados como Reserva o Gran Reserva y marcados con su cosecha y fecha de degüelle.

Las raíces de la calidad de CANALS & MUNNÉ se encuentran en la tradición familiar trasmitida a lo largo de cinco generaciones, en la dedicación al cultivo de la viña, en la finca Can Canals, situada en la zona mediana de l`Alt Penedès.

La obtención de los mejores cavas empieza con la exclusiva ubicación de los viñedos dependiendo de cada variedad de uva, y la mezcla de los vinos correspondientes que conformará el coupage dirigido por el enólogo. Uvas que después de ser cosechadas en su momento óptimo de maduración, tendrán diferentes grados de prensado y de fermentación, según el tipo de cava por el que hayan sido escogidos y concebidos. Las variedades utilizadas por Canals & Munné, son; Chardonnay, Macabeu, Xarel·lo, Parellada y Pinot Noir. Una vez seleccionadas las uvas y obtenido el mejor mosto, se producirá la primera fermentación y la filtración. Seguidamente se realizará el coupage. Una vez hecho el coupage, máxima expresión del arte i la experiencia del enólogo se procederá a hacer el tiraje, la operación que consiste en llenar las botellas con la mezcla del vino del coupaje, el azúcar, las levaduras, las vitaminas y los clarificantes. A continuación se arrimaran las botellas al más profundo del cava porque allí en la oscuridad fermenten y envejezcan un mínimo de dos años y un máximo de cinco años.

De esta manera, se pueden conseguir cavas con una burbuja muy fina, que no producen ni dolor de cabeza ni dolor de estómago. Después del delicado proceso manual de "remuage" en los pupitres (operación que consiste en dar 1/8 de vuelta a las botellas, a diario, durante 2 meses, hasta conseguir que todas las madres o posos queden sedimentados al cuello de la botella), se procederá a efectuar el degüelle (operación que consiste en extraer la madre o el sedimento de la botella de cava, previa congelación al Xampagel y añadir el licor de expedición correspondiente, excepto en el Brut Nature). Seguidamente se pone el tapón de corcho y el morrión a las botellas. A continuación se limpian las botellas y se hace una inspección visual, de una en una, para garantizar la máxima calidad y limpidez del producto. Por último el cava es etiquetado (cápsula, etiqueta, collarín, y contra-etiqueta,) encajado y enumerado para saber su vida.. El cava ya está listo para empezar a ser apreciado en toda su plenitud. Tenemos que tener en cuenta, que para hacer un buen cava, tienen que pasar como mínimo 4 o 5 años, des de que se cosecha la uva en la viña, hasta que se disfruta del placer de una botella.

 

Vinos