Portafolio

Bodegas Patrocinio

BODEGAS PATROCINIO; fundada hace más de 25 años por 200 socios que decidieron elaborar sus vinos en Uruñuela, en el corazón de la Rioja Alta, la mejor zona de Rioja para la elaboración de vinos debido a la influencia climática (clima mediterráneo y atlántico frenado por Sierra Cantabria) y a la idoneidad de sus suelos, pedregosos, pobres en materia orgánica, permeables pero con buena capacidad de retención de la humedad.

Desde su fundación en 1986 en plena Rioja Alta, Bodegas Patrocinio dispone de un viñedo propio que rodea por completo la bodega y el pueblo de Uruñuela. Estas 600 hectáreas de viñedo propio le permiten controlar el viñedo desde la poda hasta la vendimia,  además de controlar en todo momento la esmerada elaboración de sus vinos.

La implantación de un sistema de trazabilidad de la viña a través de un buen equipo de ingenieros de campo, y sistemas informáticos de control de viñedo, garantizan la recepción en bodega de un fruto de calidad. Fruto de esta gestión de campo, los vinos jóvenes muestran buena carga frutal y frescura. En las crianzas se aprecian vinos de color intenso, carga frutal sin dejar de lado el tradicional paso por barricas que impregnan complejidad al producto final.


María Martínez ejerce el mando enológico de Bodegas Patrocinio y produce la línea Lágrimas de María y Zinio. Ambas líneas con una elegante etiqueta y el nombre del primero, son originales testigos que sin duda homenajean su labor y que hace un peculiar juego nominativo entre enóloga y vino.

Lágrimas de María: concepto innovador y diferente, donde introducimos el concepto de vinos madurados o jóvenes con 4 meses de barrica.


Zinio: la línea de la alta gama de la bodega, proveniente de viñedos con más de 70 años, en la que se presenta un Rioja moderno con Vendimia Seleccionada desde la viña y selección posterior en bodega.