Portafolio

Giovanni Manzone

Giovanni Manzone, establecido en Monforte d'Alba, Piamonte, al sudeste de las Colinas de la Langa, tiene 8 hectáreas de viñedos y solo utiliza para sus vinos, uvas de sus viñedos propios. La entera producción está enfocada a la calidad y está limitada a 50,000 botellas anuales.

La historia de esta bodega familiar, comenzó en 1925 Cuando Giovanni Manzone adquirio "Ciabot del Preve" (Casa del sacerdote de la parroquia de la comuna de Castelletto). En 1965, Stefano Manzone y su hijo Giovanni, embotellaron los primeros vinos de la bodega. Con el pasar de los años, adquirieron importantes viñedos en la histórica colina de "Gramolere" en Monforte d'Alba. Luego, el Cru Barolo "Castelleto" y "Bricat", y una parcela en la cima del viñedo Gramolere entraron en producción, la cual también incluye Barolo Riserva, Langhe Nebbiolo, Barberad" alba y Dolcetto d'Alba.

La marcada elevación en la que se encuentran sus viñedos (460 metros), las extremas pendientes y el gran terruño de la zona en conjunto, dan origen a parras de baja producción, de las que se produce vinos que son muy amigables al paladar desde su juventud, aun así manteniéndose entre los de mayor concentración y mayor potencial de guarda de todos los barolos. En sus viñedos, se siguen los principios de agricultura natural y no invasiva: jamás se han utilizado insecticidas o fertilizantes en estos viñedos.

En Perú, manejamos dos lineas de Barolos de Giovanni Manzone. Barolo Gramolere y Barolo Castelletto.

BAROLO GRAMOLERE
Considerado como uno de los más grandes Cru de Nebbiolo ubicados en Monforte d'Alba, en una zona donde una considerable altitud y la riqueza del suelo asegura vinos de excepcional calidad y longevidad particular.

El Barolo Gramolere de Giovanni Manzone es un Single Vineyard Barolo que proviene de un viñedo de 1.5 hectáreas ubicado a una altitud de 400 metros, con una producción limitada promedio de 9,000 botellas al año.

Los viñedos de la colina Gramolere fueron adquiridos por Giovanni Manzone a principios de los años 60, y desde entonces la gran atención prestada a las peculiaridades de esta micro-región, le ha permitido a Manzone obtener un Barolo altamente reconocido, además de ser respetuoso del estilo tradicional que generación tras generación se ha transmitido en la Langa.

Detrás del gran éxito de Barolo Gramolere esta una viticultura cuidadosa de respetar los factores naturales, que no requiere ningún uso de herbicidas o insecticidas, pero respeta el curso natural y vegetativo de la viña como hábitat para numerosas especies. Del mismo modo, en la bodega, Manzone no admite prácticas de vino industrial.

Barolo Gramolere no es ni filtrado ni clarificado, a fin de preservar los componentes más cruciales del vino durante el envejecimiento, mientras que cualquier uso de SO2 es limitado a un mínimo. Estos son los principios de la fundación de una gran Barolo como Gramolere.

Giovanni Manzone tiene el mérito de haber seguido el enfoque clásico, preservando al mismo tiempo lo que bien le pueden dar las sorprendentes colinas de la Langa.

Los Barolo Gramolere son armoniosos, con sutiles notas de cereza, fresas y notas balsámicas. Se caracterizan por ser amplios, suaves y elegantes, con un excelente equilibrio y tanicidad, de agradable final especiado y elegante. Como todos los vinos de Manzone, un vino capaz de envejecer con dignidad. Barolos que saben ser austeros, pero también accesibles desde su juventud.

BAROLO CASTELLETTO
Enprimer lugar, es un vino realmente bueno, bien hecho, de estilo tradicional, con 15 días de maceración y crianza en barriles de 35 hectolitros de inquilinos que honran a su país con un espíritu de servicio y humildad, y sobre todo, si "secreto" quiere hablar, que proviene de un terroir especial, un viñedo, “Castelletto”, con vistas a Serralunga d' Alba, que ya estaba plantado de viñas desde hace más de un siglo atrás y no ha sido plantado con Nebbiolo, que proviene de unos suelos de donde tal vez antes no había madera o avellana, como fue el caso con demasiadas viñas que han surgido en los últimos veinte años en Langa, y ya era un viñedo de Nebbiolo en 1925 para cuando entonces Giovanni Manzone, antepasado del actual Giovanni, compró la finca.

Un viñedo de aproximadamente una hectárea, a unos 400 metros de altura sobre el nivel del mar. Otra característica que vale la pena mencionar es que en este viñedo, sus parras producen una cantidad muy limitada de uvas, con pequeños racimos, de piel gruesa, gran color, taninos y calidad. Él, Giovanni Manzone está seguro de que se trata de un viñedo se vuelve cada vez más importante para su hacienda.

La producción de Barolo Castelleto no excede las 6,000 botellas anuales. Este es un vino que combina la potencia y la estructura de Barolo, Monforte y Serralunga d’Alba, a la delicadeza y complejidad aromática de estos vinos. Sin duda su guarda le permitirá una gran evolución en la botella.

The Wine Advocate describe a Giovanni Manzone como una bodegas que "…continua produciendo algunos de los más singulares y únicos Barolos de la zona. A pesar que Monforte, la comuna en la que se ubica, es mejor conocida por producir vinos estructurados, los viñedos de Manzone están entre los más altos de la región, y como resultado sus vinos muestran una inusual delicadeza".

A su vez, Wine Spectator describe a Giovanni Manzone como: "… un pequeño productor que hace magia con el Nebbiolo."

 

Vinos